Empresa

Historia

Juan Sgarbi e Hijo S.A. fue fundada el 22 de septiembre de 1982, tiene sus orígenes en el modesto taller de amortiguadores que don Juan Sgarbi creara en General Pico, definitivo destino familiar, el 11 de agosto de 1958.

A partir de entonces y durante un prolongado ciclo, con responsabilidad y sapiencia, supo ganarse el respeto, cariño y amistad de proveedores, clientes y vecinos, siendo éste el capital más significativo que Don Juan llegara a atesorar.

En el año 1963 tiene lugar la incorporación de su hijo Juan Ángel que joven y emprendedor le da una inyección de nueva sangre a la empresa. Con la era de los modernos amortiguadores, disminuyen las demandas de reparación de los usados, por lo que la firma debe producir un giro de timón y enfocar sus energías a la distribución, incluso de todo lo relacionado con la suspensión y tren delantero y más tarde la anexión de los sistemas de freno.

Era oportuno entonces acompañar a la tecnología en sus nuevas modalidades de trabajo, y la oportunidad fue aprovechada.

En el añ,o 1975 Juan Sgarbi se retira por razones de salud, pero ya la empresa cuenta con grandes colaboradores, entre los que se destaca el Sr. Edgardo Omar Iglesias, incorporado como socio a la firma.

En 1995 se afronta uno de los desafíos más trascendentes, la importación de repuestos de suspensión y freno. En esta nueva actitud y pese a los inconvenientes que trabaron la economía general y el desarrollo de las empresas nacionales, JUAN SGARBI e HIJO S.A. se desenvolvió exitosamente, constituyéndose en la actualidad en uno de los más reconocidos importadores del ramo.

En resumen, desde el antiguo taller hasta el moderno local del presente han transcurrido más de 40 años, traducidos en una orgullosa realidad y en una herencia inagotable de buenos ejemplos que nos dejó aquel pionero y que seguramente transmitiremos a nuestros propios hijos.